A los nueve meses de gestación es probable que tu hijo descienda en la pelvis, encajando su cabeza en ella; apreciarás que te ha bajado el vientre. Cuando el niño se ha encajado tiende a disminuir sus movimientos; probablemente solo sentirás el pataleo, la presión de la cabeza al usar el suelo de tu pelvis…

2015 © Copyright - Unisare

Diseñado por Tecnogestión LP