El test de embarazo es una de las pruebas más eficaces para comprobar si se está embarazada o no. Normalmente la primera sospecha de embarazo es un retraso en la menstruación, la mayoría de veces seguido por un aumento de la sensibilidad en los pechos, dolores de cabeza, calambres, náuseas… Es el momento de realizar un test de embarazo.

En qué consiste un test de embarazo

Este test consiste en la medición en orina de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana), característica del embarazo, la cual no suele detectarse hasta al menos 14 días después de la fecha de concepción. Se considera que la orina que más fiabilidad muestra es la primera de la mañana ya que es la más concentrada.
La hormona hCG empieza a segregarse por el embrión en gran cantidad a partir del sexto día de embarazo. A los 2-3 meses de gestación la placenta empieza a segregar hormonas por sí misma y la secreción de hCG empieza a mermar hasta que prácticamente desaparece. La función principal de la hCG es prevenir la desintegración del cuerpo lúteo en el ovario y además interviene en la tolerancia inmunitaria durante el embarazo, protegiendo al feto temprano del rechazo inmunológico.
Test-de-embarazo1
Así pues, debido al descenso de esta hormona al avanzar la gestación, un test de embarazo durante el segundo o tercer trimestre podría dar un falso negativo, aunque eso no quiere decir que la mujer no esté embarazada, ya que el abultamiento de la tripa, las ecografías y los síntomas demostrarán que sí lo está.

Test de embarazo en técnicas de reproducción asistida

En los ciclos de reproducción asistida, el control de la ovulación y el conocimiento del momento de la fecundación es muy exhaustivo. En las transferencias embrionarias se realiza un análisis de hormona hCG a los 15 días de la punción ovárica, mediante una prueba de detección en sangre cuya sensibilidad es mayor que la detección de hormona en orina. Se considera positivo un resultado de más de 10 UI/ml, aunque ante valores en torno a este umbral es preciso hacer seguimiento continuado del comportamiento de la hormona para descartar un embarazo bioquímico.

Falsos negativos en test de embarazo

Muchas mujeres experimentan los síntomas típicos del embarazo incluso antes de confirmar la gestación con un test de embarazo. Hay casos en los que estos síntomas serán psicológicos o simplemente serán los síntomas de la próxima menstruación, pero en un cierto porcentaje de mujeres se obtendrán falsos negativos por ser demasiado temprano para realizar la prueba o por otras causas que es preciso verificar:

  • Comprobar que el producto no haya caducado o que no muestre señales visibles de algún daño.
  • Confirmar que la sensibilidad del test comprado es de 20 UI de la hormona del embarazo (hCG). Si la cantidad mínima que detecta es mayor de 20, puede que sea menos sensible a bajos niveles de hCG. En estos casos habrá que esperar al menos una semana después a tu periodo para que los niveles de la hormona hCG hayan aumentado y puedan ser detectados por dicho test de embarazo.
  • Pérdida del bebé. Si hubo un embarazo que luego se perdió, pero aún no ha producido ningún sangrado, el test de embarazo dará negativo.
Falsos-negativos
Otra de las razones por las que el test de embarazo que venden en las farmacias puede dar un falso negativo es que no se realice en el momento más fiable, así pues se recomienda repetir la prueba unos cinco días más tarde para confirmar el resultado. Sin embargo, cuando la prueba es positiva no va a haber duda de embarazo, pues así como pueden darse los falsos negativos, los falsos positivos no existen a no ser que se produzca algún tipo de tumoración o reacción.
Como hemos comentado, una mujer puede sentirse embarazada bajo muchas condiciones y sólo obtener resultados negativos en las pruebas de embarazo. Sin embargo, si los síntomas persisten y se tiene la duda, la mujer deberá consultar rápidamente a su médico.

Fuente: Reproduccionasisida.org

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 © Copyright - Unisare

Diseñado por Tecnogestión LP