El séptimo mes de embarazo es el primero de la cuenta atrás, en este periodo el vientre ha aumentado mucho y durante el último trimestre se engorda de media unos 5 kilos.

En cuanto al desarrollo del futuro bebé, lo más relevante es que disminuye la cantidad de líquido amniótico, así puede aumentar su tamaño. Los pulmones se desarrollan por completo y se produce la osificación del esqueleto, es decir, se endurece.

Cambios

  • Tu hijo crece desde unos 33 cm de longitud al inicio del séptimo mes de embarazo hasta aproximadamente 38 cm al final del mes.
  • Su peso aumenta desde 800 gramos hasta unos 1.050 gramos de media.
Está más presionado contra tu vejiga por lo que no solo lo notarás en los movimientos del feto, sino también en tus frecuentes ganas de orinar. Los movimientos serán mucho más reducidos ya que al aumentar en peso y tamaño el futuro bebé va perdiendo espacio y se siente más encajado en el útero.

Siete meses de embarazo

Los cambios en tu cuerpo son normales y la impaciencia y el cansancio aumentan. Es una época, especialmente sensible, madre e hijo descubren nuevas sensaciones. El aumento de sangre en tu cuerpo hace que el corazón necesite ir más deprisa para bombearla eficazmente. Además puedes empezar a sentir alguna contracción, denominadas contracciones de Braxton Hicks. Atenta a ellas, no deben ser muy frecuentes o pueden provocar un parto prematuro.

Semana 25 de embarazo

Durante la semana 25 de embarazo el bebé seguirá entorno a los 25 centímetros de longitud pero empezará a acercarse al kilo, alrededor de los 700 gramos.

A lo largo de esta semana el futuro bebé comenzará a tener pelo en las pestañas y en la cabeza, aunque éste no será el definitivo. Respecto a los ojos, empiezan a colorearse sin desarrollarse por completo; es más, los ojos pueden cambiar incluso después del nacimiento, al menos durante las primeras semanas de vida. Hay estudios que afirman que el color de los ojos lo forma la intervención de varios genes.

En esta semana se aconseja estimular el oído del bebé, ya que es el sentido que más evoluciona a lo largo de estos días. Aunque el embrión está muy aislado del exterior las ondas del sonido son capaces de atravesar todas las barreras y llegar a ser susceptibles de escucha para el futuro ser, algo que lo estimulará mucho. Además la voz de la madre y todos los sonidos o ruídos que ésta pueda ocasionar, son percibidos de una manera muy especial ya que se transmiten por los fluidos de ambos cuerpos.

La piel de embrión está todavía arrugadita pero se irá suavizando y tersando a medida que vaya aumentando de tamaño. Los dientes se van situando debajo de las encías pero todavía es pronto para que salgan hacía el exterior de la boca. En esta etapa también apreciarás que el bebé tiene períodos de descanso y períodos de actividad.

Semana 26 de embarazo

Durante la semana 26 sentirás como se estira la piel de tu vientre, lo que puede producirte algunos picores. Se debe a que el feto, ya está bastante desarrollado, va necesitando más espacio y ejerce presión contra el útero y éste a su vez contra tu propia piel.

Además de estos picores puede que sientas otros síntomas como el estreñimiento, debido al aumento de los niveles de la hormona progesterona en tu cuerpo. Puede que te sientas más cansada porque tu corazón bate más rápido por el aumento de sangre que recorre tu cuerpo, especialmente al caminar, hacer algún ejercicio o subir escaleras.
26-semanas-de-embarazo

Semana 27 de embarazo

En esta semana los cambios más importantes se producen en la piel del futuro bebé, que comienza a ver desaparecer el vello que le cubría (lanugo). La piel está muy arrugada y cubierta de vérnix, una sustancia que le ayuda a mantenerse nutrida y la protege.

Las medidas aproximadas del feto a estas alturas del embarazo son de 36 cm de longitud y unos 910 gramos de peso. Tiene aproximadamente el tamaño de una coliflor.

Durante esta semana el futuro bebé ya podrá abrir y cerrar los ojos. También empezará a chuparse el dedo, un movimiento que le ayudará a succionar la leche materna una vez haya nacido durante el periodo de lactancia. Digamos que es su primer proceso de aprendizaje.

A partir de ahora será habitual que sientas el hipo del bebé. Éste no suele durar mucho y tampoco es molesto para el feto. Por otro lado, el bebé está más activo porque su cerebro está cada vez más desarrollado.

Semana 28 de embarazo

A pesar de que el útero se dilata, alcanzando 500 veces su capacidad normal, durante el final de este mes las posibilidades de movimiento de tu hijo disminuyen de forma acusada debido al considerable aumento de su longitud y peso. Está mucho más encajado dentro del vientre y en el útero, por lo que la movilidad es muy reducida. Te sentirás más presionada que en otras etapas del proceso de gestación.

Puede que en estos días sientas el llamado Síndrome de Piernas Inquietas, es muy frecuente entre las mujeres embarazadas a pesar de que no existe una explicación concreta de porqué ocurre. Puede que notes un cierto cosquilleo o ganas de mover las piernas, especialmente al estar tumbada o descansando sentada en cualquier sillón. Es una sensación incómoda puesto que no te permite la relajación que buscas, pero en principio no tiene porque ser nada alarmante.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 © Copyright - Unisare

Diseñado por Tecnogestión LP