A estas alturas es importante cumplir el calendario de ecografías que aconsejan los especialistas para asegurarnos que el feto crece correctamente. También es conveniente empezar a pensar en ejercicios para facilitarnos el momento del parto, aunque para esto todavía hay tiempo.

Este mes supone el final del segundo trimestre de embarazo, un estado muy avanzado ya que supera la mitad de todo el proceso de gestación. A continuación detallamos mejor en qué punto de maduración se encuentra el feto en el vientre materno.
Los cambios en el sexto mes de gestación
Cambios a los seis meses

Cambios

  • Tu hijo crece desde unos 27 cm de longitud al inicio del sexto mes de embarazo hasta aproximadamente 32 cm., por lo que como media aumentan de 4 a 7 cm.
  • Su peso aumenta alrededor de unos 300 gramos. Cuando empieza el mes se encuentra con 450 gramos y lo finaliza con 750 gramos.
Durante este mes el bebé es capaz de abrir los ojos y, aunque todavía no tiene la visión formada, es capaz de distinguir cambios de luz. Otros cambios importantes que se producen en el bebé son la aparición de pelo en cabello, cejas y pestañas. También se facilita el desarrollo muscular gracias a que aumenta la longitud del cordón umbilical y le permite mayor libertad de movimiento. Por este motivo percibirás que el bebé se mueve con mucha más energía. Puedes estimularlo con música ya que responde a sonidos fuertes.

Si bien es cierto que las recomendaciones suelen individualizarse según cada mujer y cada caso, también es verdad que existen ciertos patrones generales que se repiten, como es el caso de las náuseas. Por tanto se pueden dar algunos consejos a las futuras mamás que están en su sexto mes de gestación:

  • Aumentar el aporte de zinc en la dieta.
  • Evitar ingerir líquidos recién levantada.
  • Evitar también las comidas muy grasas o conservas, así como las bebidas dulces.
  • Intentar airear los espacios cerrados, ya que la percepción de la concentración de olores se potencia cuando se está embarazada, y esto no ayuda para alivar las náuseas.
cuidados1

Semana 21 de embarazo

En esta semana el bebé ya respira y traga líquido amniótico, porque se está preparando para cuando nazca y tenga que sobrevivir en un entorno muy distinto al vientre materno. Además se mueve prácticamente cada uno o dos minutos; podrás notar los movimientos de tu bebé continuamente. También es importante resaltar que en esta semana su médula ósea ya está formada.

Semana 22 de embarazo

Los dolores de espalda son muy comunes en este estado tan avanzado en el que el bebé se acerca ya a los 400 gramos de peso. El sistema límbico del feto está en pleno desarrollo y su piel, que todavía es fina y colorada, está cubierta de vermix o unto sebáceo.

Semana 23 de embarazo

A destacar de esta semana, la importancia de intentar aumentar de peso de manera regular y siempre dentro de un baremo. Debe ser un peso razonable e intentar conseguir una estabilidad. el sobrepeso durante el embarazo no es bueno para el feto y evidentemente tampoco lo es para la madre, esté o no embarazada. La sangre fluye de manera diferente por tu cuerpo y puedes sentir las piernas más cansadas que de costumbre. En principio no tienes por que preocuparte.

Semana 24 de embarazo

El útero se está estirando y la piel de tu abdomen también, por lo que a los dolores de espalda se pueden sumar picores. Recuerda ponerte alguna cremita para evitar estrias en la piel. El bebé tiene más fuerza cada día, así que puedes notar sus patadas con más intensidad.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 © Copyright - Unisare

Diseñado por Tecnogestión LP